viernes, 14 de junio de 2013

El último día

Todos los blogs de au pair cumplen el mismo ciclo: comienzan con el post que justifica con "aprender inglés" el deseo de su autora por inscribirse al programa, relatan el andar entre familias durante el match process, describen Nueva York y las amistades logradas en el training, narran un año entero -los que logran sobrevivir- de vivencias afortunadas y no tan afortunadas en casa de la hostfamilia cuidando de los pequeños y descubriendo el american life style, justifican la decisión de extender o de volver a casa, dejan entrever el final con el recuento de experiencias vividas cerca del doceavo o vigésimocuarto mes, y terminan -cuando sobreviven- con el post que describe la realidad de la ahora ex au pair al encontrarse con esa vida que dejó en stand-by cuando firmó para Cultural Care.

Pues bien, siguiendo el curso habitual de los blogs de au pair (pues no me casé con mi hostdad viudo ni aborté la misión al primer machucón de dedos), hoy debo dar lugar al post que anuncia mi partida.

Hoy llega a su fin la aventura que comencé el 29 de agosto de hace dos años cuando me despedí de mi mamá y mi hermano en un aeropuerto sin saber qué me esperaba. Hoy es ese día que muchas veces deseé que llegara y otras tantas quise aplazar indefinidamente. ¿Y cómo se siente?

Genial.

Hoy mientras tomaba el dinner con la familia en nuestra mesita de picnic al aire libre, y disfrutaba del atardecer veraniego mientras escuchaba a los pequeños hostitos discutir sobre quién tiene los ojos más azules, me di cuenta de que sí voy a extrañar a la familia. Que sí desarrollé lazos con ellos (y la au pair que no lo haga es porque de verdad tuvo una familia muy, muy jodida), y que cuando esté lejos, voy a extrañar las tardes del dinner together, los grititos de júbilo infantil, la vida familiar de seis a siete -nomás en ese horario-, la compañía y ser testigo de la enternecedora capacidad infantil de sorprenderse por todo. 

Sin embargo, a pesar de la añoranza que se avecina, estoy muy contenta de partir. Me siento muy satisfecha por lo que logré. Tomé mis maletas y volé sin saber cómo aterrizaría. Y hoy que subí el zípper de mi maleta  para no abrirla más, me recordé que conseguí lo que quería  y de que es tiempo de moverme. Que me puedo congratular a mí misma porque no es un viaje sencillo -a pesar de que todos crean que venimos a pasearnos- y que, a pesar de mis quejas y berrinches, siempre tuve la actitud adecuada para sortear las dificultades que se me presentaron. Que sobreviví a la extinción one by one, de las otras paisanas au pair que conocí en el training, porque hice un buen trabajo, porque la suerte y las bendiciones de mi mamá me acompañaron y porque siempre me recordé que por muy malo que esto fuera, no sería para siempre y sin embargo, los recuerdos positivos que yo me produjera, sí.

Entonces, sí, habría querido que mi familia fuese más generosa, los niños menos malcriados, que mi novio esperase por mí, que mis meetings fueran más divertidos y que la comida en esta casa tuviese un poco de sal de vez en cuando, pero en realidad, si miro hacia atrás no hay nada que me haya perturbado lo suficiente como para hacerme caer.

Y hoy termino esta experiencia justo como esa Vainilla en México, muerta de miedo y de excitación, de ambiciones y preocupaciones, lo deseaba: satisfecha y con ganas de mirar hacia adelante.


9 comentarios:

Dmary Aupair dijo...

Wow de verdad que me he leído todo tu blog y es increíble tu experiencia, llevo 10 meses de Au Pair y voy por la recta final.. Eres muy valiente y de verdad admiro que lo hayas logrado.. Ojalá te pueda contactar x Facebook o así, búscame como https://www.facebook.com/aupairdmary.e#..

De verdad mucho éxito en tu nueva etapa!!

Bitácora dijo...

Felicidades por estos dos años, por tu madurez, por la capacidad que tienes de compartir mediante la palabra, por conseguirte lo que te propusiste en tu día.
Estoy encantada de haber ido siguiendo tu aventura.

Un besazo... Te deseo buen aterrizaje a México!

Paloma27 dijo...

Gracias por dejar que fuéramos parte de tu aventura. Muchas bendiciones para ti :)

Pink dijo...

No pudiste describir de mejor manera esta experiencia y el final de ella Suerte en lo que sigue!

Jules dijo...

Vainilla!! Feliz ultimo dia! Recuerdo cuando yo hice este post y tu comentaste lo lejano que se veia para ti... hasta que por fin llego! Podrias por favor NO dejar de escribir? Eres muy muy talentosa y en mi blogger quedaria el hueco de tu ausencia pero la felicidad de saber que lograste tus objetivos. Buen viento y buena mar lady.

Suzett dijo...

:')

Suzett dijo...

:')

Miss DreamyGirl dijo...

Hola Vainilla!, he leído todo tu blog... me ha tomado una semana ponerme al corriente en tu basta experiencia de au pair. Saber las cosas que pasaste, las situaciones a las que tuviste que amoldarte e imaginarme la cantidad de veces que tuviste que apretar los dientes para no decir nada acerca de como con una sola nalgada el comportamiento reprobable de tu hostkid se mejoraría, me han hecho pensar en lo mucho que me faltaba reflexionar acerca de ir por ese sendero de aventura extranjera.

Como te decía, leí cada entrada y sinceramente ame cada una de tus palabras. No se si sea la emoción del momento o solo el deseo de tener la experiencia... pero igual me ha encantado leerte.

Igual considero que sigue siendo un sendero que debo recorrer, estoy a un año aproximadamente de terminar mi carrera y espero poder ir lo mas pronto posible. Quizá tienes razón y no es la mejor edad para ir...pero después de conocer tu travesia, creo que vale la pena sin importar nada mas.

Muchas felicidades por concluir un periodo tan extenso que te lleno de amistades, ropa, algunos dolares y sobre todo una experiencia inolvidable. Ojala podamos hablar un día, mil consejos de una au pair vencedora para un intento de au pair próxima.

Saludos, Nix.

star girl dijo...

Que lindo el final de tu historia *____*
Hola! Sere au pair nueva y te invito a pasarte por mi nlog gabyaventurera.blogspot.com / si puedes darme un consejo o seguirme seria genial :3